Un niño no escolarizado es un sujeto que no aprendió a vivir con el otro.
Es deber de los adultos promover la inserción escolar de los niños, garantizando el pleno reconocimiento de sus Derechos, ya que estos, por su carácter de indefensión, necesitan del adulto para la toma de decisiones que garanticen la plena satisfacción de sus necesidades, dentro de las cuales se encuentran las educativas y de formación.

En el año 2016 y 2017, apoyamos la escolarización de estudiantes en dos comunidades diferentes. Uno en el barrio La Recoleta de la localidad de Virrey del Pino, La Matanza, provincia de Buenos Aires; y el otro grupo de estudiantes perteneciente a la localidad de Laguna Brava de la provincia de Corrientes.

Este segundo, se trata de niños y adolescentes que fueron incluidos en adopción permanente por una familia de esa localidad, bajo el nombre de” Fundación Madre Teresa de Calcuta”. Una familia que originalmente estaba compuesta por “papá, mamá y dos hijos”, estuvieron de acuerdo en focalizar sus vidas en albergar y “abrigar” a niños en situación de extrema vulnerabilidad, y, desde hace casi 10 años comenzaron a incluirlos a su grupo familiar.
Más allá de haberse constituido como Fundación, Madre Teresa de Calcuta no recibe ningún tipo de apoyo económico formal por parte del Estado Nacional, Provincial, ni Municipal y afrontan el día a día gracias al apoyo de sus vecinos.

Y el grupo del barrio La Recoleta – Virrey del Pino, se compone por los hijos de varias de las familias de la comunidad con quienes trabajamos permanentemente con nuestro Programa de Políticas Efectivas de Desarrollo Social Sustentable cuestiones relacionadas al Desarrollo Infantil Temprano, Planificación Familiar, Embarazo Adolescente y Reducción de Daño en el consumo de sustancias psicoactivas (Adicciones).

En el lapso de estos dos años hemos llegado a más de 100 niños y niñas a través del aporte de Padrinos que donaron ($500.-), a cambio del cual se entrego a cada uno de ellos la Factura o Certificado de Donación correspondiente.

Las mochilas contenían:
Hojas rayadas para carpeta N° 3
Hojas cuadriculadas para carpeta N° 3
Biromes azules, rojas y negras
Kit de geometría (transportador, compás, regla, escuadra)
Gomas para lápices
Caja de lápices de colores
Lápices negros
Cuadernos rayados tapa dura
Caja de marcadores de colores
Plasticola
Carpetas N° 3 – 4

Plantear la escolaridad como posibilidad de un espacio inclusivo involucra la necesidad de reconocer ideologías, acciones y posturas teóricas y éticas, que definen las acciones de todos los Sujetos. Para lograrlo, solo basta encontrar los conceptos de un discurso compartido. Transitar un proceso de autoconocimiento y de vinculación con la realidad objetiva. Tejer redes. Habilitar recursos. La palabra recurrente sería Identidad, como posibilidad de individualizar capacidades y potencialidades de cada individuo.
Una identidad llena de posibilidades de acción, en constante desarrollo y evolución.
Una identidad vocacional, ocupacional, comunitaria, social.
Una identidad propia, subjetiva, diferente formadora de Cultura